CHET BAKER - USA



En ese primer tiempo lo tuvo todo: juventud, belleza, talento, dinero, fama, droga y mujeres. Con su lirismo y su voz acaramelada y triste, enamoró a toda una generación, y si bien hubiera podido detenerse ahí y disfrutarlo, continuó buscando lo que un artista verdadero debe buscar: el fantasma, el dios vivo y verdadero que lo aleje definitivamente de la muerte.